Todos los (pocos y sencillos) pasos para limpiar polipiel

¿Qué es lo que necesitas para limpiar polipiel? ¿Es muy difícil quitar una mancha de la polipiel? Si has tapizado tus muebles con este tejido y estás interesad@ en saber cómo limpiar polipiel, lee las siguientes líneas y sorpréndete de lo fácil que es. También hablaremos sobre lo duradera y resistente que es la polipiel.

En primer lugar. No estamos para complicarnos la vida. Así que si estás pensando en tapizar tus muebles, tanto de interior como exterior, ¿por qué elegir materiales que en caso de mancha vas a tener que sudar de lo lindo para limpiar la tapicería? Es un poco absurdo, ¿no crees?

Tú piensa que las sillas de comedor, por ejemplo, siempre están expuestos a sufrir una mancha. Estás comiendo tranquilamente y de repente se puede derramar un vaso, una copa o una botella.

Desde luego que si has optado por la piel natural lo más normal es que maldigas el momento en que se ha producido este accidente.

Tendrás que acudir a profesionales para que las quiten con el consiguiente dispendio económico que ello supone.

Pero, ¿qué pasa en caso de que hayas elegido la polipiel para tapizar? Muy sencillo. En cuanto la mancha se ha producido tan sólo tienes que:

Coger un trapo húmedo y un poco de jabón neutro sólo tienes que frotar hasta que desaparezca la mancha. No hay que frotar con productos abrasivos. No la retuerzas ni la planches. Tampoco la metas en la centrifugadora. Es cierto que también admite limpieza en seco pero esto ya es cosa de profesionales y la mayoría de las manchas desaparecen con el trapo húmedo.

¡¡Esta es la solución. Y ya está!!

Limpiar polipiel y que luzca como el primer día

Y después de este tus muebles tapizados con polipiel lucirán como el primer día. Así que antes de comprar sillas tapizadas en cualquier otra material, presta atención a que estén cubiertas por este tipo de polipiel que cada vez está siendo más utilizada por los consumidores más exigentes.

Bien. Hemos puesto como ejemplo las sillas de un comedor. Pero ¿qué pasa con un sofá? El sofá es el mueble que más sufre. Aquí nos sentamos e incluso nos tumbamos. Y no digamos nada si en la casa existen niños pequeños. El sufrimiento es enorme. ¿Y por qué decimos todo esto?

Pues porque además de tener la seguridad de que en caso de mancha ésa saldrá en un pis-pas con el consejo que te hemos dado, la polipiel es el material más resistente del mercado. Indestructible sería la palabra más adecuada.

La polipiel es una imitación a la piel natural que tiene muchas ventajas. Algunas ya las hemos contado como que es muy fácil de limpiar y que es prácticamente indestructible si se siguen las instrucciones de mantenimiento.

Polipiel para todo tipo de espacios

Además, sus usos se han ido extendiendo a lo largo de los años. Puedes tener un tipo de polipiel para cada necesidad. Existe polipiel para tapizar muebles de interior, pero también muebles de exterior.

TAPICERÍA INTERIOR  TAPICERÍA EXTERIOR

Estos últimos tendrán unas características especiales para que soporten mucho mejor la luz del sol y las inclemencias meteorológicas. Este tejido también está siendo utilizado para tapizar asientos de coche y moto e incluso barcos.

Es muy común verlo en lugares públicos de una alta concurrencia debido precisamente a su resistencia. Podemos estar hablando de oficinas o de halls de hoteles.

Y también puedes ver la polipiel en el mundo de la moda. Se confeccionan cazadoras, bolsas, zapatos y todo lo que tú puedas imaginar. Y en todos los artículos a los que hemos hecho referencia limpiar polipieles igual de sencillo.

Es una operación que te llevará muy pocos minutos y con grandes resultados. Mucho más fácil que limpiar la piel natural u otro tipo de material.

Tapizar con polipiel es igual de sencillo

Hay una gran ventaja que no nos resistimos a contar. Es que tapizar todos tus muebles es realmente sencillo. Tú mismo lo puedes hacer. Aunque también es cierto que puedes acudir a tu tapicero de confianza para que el resultado sea perfecto si tú no te aclaras o no dispones de tiempo.

Pero en el caso de que lo quieras hacer tú tan sólo necesitarás comprar la polipiel que más te interese. Hemos elaborado esta gran guía para que te hagas una idea de todo lo que tienes a tu disposición.

Antes lo que te aconsejamos es que midas concienzudamente tus muebles y pidas los metros que te hagan falta. No está de más comprar algunos metros más más por si tienes algún error. Una vez llegue la polipiel cómodamente a tu casa tan sólo deberás contar con unas tijeras, unas tenazas, una grapadora y un pequeño martillo. Como ves son herramientas que seguro que tienes en tu casa.

Limpiar polipiel es fácil y tapizar también

Con las tijeras cortarás la polipiel que necesitas. Las tenazas te servirán para quitar las grapas utilizadas en la última “operación tapizado”; Por su parte, con la grapadora pondrás las nuevas y con el martillo podrás dar unos golpecitos para que estas grapas queden perfectamente colocadas. Como ves muy sencillo. Pero, lo dicho, si ves que no tienes tiempo o que con un tapicero te quedará mejor, no lo dudes, acude a él.

Pues todo esto era lo que queríamos contarte sobre cómo limpiar polipiel. Como has comprobado se trata de un proceso la mar de sencillo. Un trapo húmedo y jabón neutro. No te hace falta más. No utilices ningún tipo de producto abrasivo.

Te repetimos que es todo lo que necesitas. Hemos aprovechado este post para hacer un repaso por todas las ventajas que supone colocar polipiel en todos tus muebles, tanto de interior como de exterior. Además de que limpiar polipiel es muy fácil, este es un material muy resistente y que soportará todo el uso que le des, en especial a tu sofá, que es donde solemos pasar más tiempo.